El Andarín Carvajal

andarin carvajalEl Andarín Carvajal es otro de los personajes populares de La Habana. Su nombre real era Félix Carvajal, cartero de profesión y amante de caminar y correr grandes distancias, de ahí el apodo de “El Andarín”. Nació el 18 de marzo de 1875 en La Habana y desde niño realizó los oficios más humildes. Llegó también a anunciar productos, con carteles en la espalda y en el pecho, incluso, se dice que fue portero del Hotel Inglaterra. Sin embargo, el gran amor de Felix era el atletismo. Su sueño era participar en las olimpiadas a celebrarse en San Luis Missouri, EE.UU., en 1904.
Como El Andarín era un hombre pobre, se dedicó a presentarse en plazas y parques, donde comenzaba a correr sin parar hasta que se juntaba un poco de gente, entonces se detenía y pasaba el sombrero para que le echaran dinero. También cuentan que se colgaba carteles que decían: “coopere con este atleta que quiere participar en las olimpiadas”. Después de tanto esfuerzo, solo pudo conseguir dinero para el pasaje, pero con ello pudo arribar a la línea minutos antes de la arrancada, con unos pantalones viejos y las botas de cartero. El norteamericano Martin Sheridan, campeón de disco, consiguió cortar los pantalones de Félix, quien no pudo librarse de comentarios y risas del público y de los restantes competidores.
Félix llevaba dos días sin comer y a pesar de ello se mantuvo al frente de la carrera hasta el kilómetro 35. Todo iba bien hasta que un manzano lo hizo parar para ingerir cuatro o cinco de estos frutos verdes, lo que le provocó una profunda colitis que lo sacó del camino en varias ocasiones, a solo media hora de la medalla de oro. Catorce participantes llegaron a la meta y Félix llegó en cuarto lugar, víctima de la mala alimentación y el escaso entrenamiento.
El Andarín muere de un infarto en el año 1949. Fue enterrado en el cementerio Colón, en Ciudad de La Habana, como gloria del deporte cubano.